Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

“está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso”

Libros Tucuman

libros tucuman

 

 

 

 

 

 

 

así nos ven allá

“Espontáneamente mis cuentos y mi novela transcurren fuera de Buenos Aires”: Una entrevista a Élida Saidler.

La escritora porteña con una sensibilidad afín a las provincias argentinas. Por Diego Puig | En el 2018, cuando se publicó mi primer libro de cuentos, recibí por Facebook un mensaje de una mujer que, sin conocernos, me preguntaba cómo podía conseguir una copia. Unos meses más tarde, nos abrazamos durante la presentación del librito en la Ciudad de Buenos Aires, mientras una de esas lluvias torrenciales de diciembre dejaba

It girl de Diego Puig: Una rara flor literaria es el vehículo para tematizar, alejada de su espectro generacional, una historia del amor y las formas de la economía

Por Flavio Lo Presti | La primera evidencia que arroja la lectura de It girl es que, a contramano de lo que el título parece prometer, Diego Puig ha puesto un énfasis especial en alejarse de los registros orales que dominan la producción literaria de su espectro generacional. It girl es una novela escrita en una lengua muy elaborada, al borde del barroco, empeñada en subrayar sus vínculos con tradiciones

El malón que siempre vuelve

Por Mariano Quirós En abril de 2019 fui invitado por el FILBA a su festival en Santiago del Estero y en el Patio del Indio Froilán —centro cultural mítico y polvoroso— presencié un áspero debate literario encabezado por mi amiga María Lobo. María es una flor coqueta de prosa refinada y mirada filosa que, además de narradora, es una comunicadora de temer que maneja teoría endiablada. Junto a Diego Puig

Calles

Por Alejandro Carrizo | Y un día volví (porque siempre se vuelve) a caminar las calles de Tucumán. Mi alma se puso las manos en los bolsillos y, perplejos como un niño, mis ojos se detuvieron en las esquinas de la memoria. Agarré por Chacabuco, hasta la 24, a “La Lechería”, para tomarme un amarillo con Carlos Michaelsen Aráoz, pero no estaban, ni él ni el bar. Entonces seguí por

El pajar bajo la Luna

Por Lucas Cosci | Tucuman-Santiago no es solo el anuncio en una ventanilla de La Unión o de Urquiza en la terminal de ómnibus; servicio que suelo tomar a veces, cuando vuelvo de mis clases los días viernes. Tucumán-Santiago es otro viaje, una constelación muy compleja de proximidades y lejanías, que se propagan y se contraen. Tucuman-Santiago es para mi, además, un registro biográfico, porque voy y vengo casi todas

Viaje al norte

Por Arturo Serna | Llegué a Tucumán luego de un viaje rutinario en avión. Habituado a disfrutar la versatilidad y el mundo variopinto de los viajes en subte, el vuelo me resultó pesado y monótono. No podía moverme y el pasillo estrecho me generó cierta claustrofobia.    En el aeropuerto no me esperaba nadie.    Cuando me instalé en el hotel, me visitó mi amigo Salvador, un típico escritor de

Cinco claves literarias para el taller tucumano ideal

Por Diego Puig | Dar talleres literarios o de escritura o de narrativa –o como prefieran llamarlos– puede ser agobiante o divertido, puede hacerte sentir pleno, torpe o desanimado. Y en gran medida el resultado depende de cada grupo, de sus dinámicas, de las sensibilidades que los conforman. Y cada lugar, como cada grupo, tiene sus peculiaridades, sus características y necesidades. Tucumán tiene las propias. 1) Una vez –el año

El autor en la provincia y la gestión editorial en Tucumán

Por Mario Lavaisse | 1.  antes El protoautor ha escuchado eso que significa publicar un libro. Y se oye más elevado que plantar un árbol y menos comprometido que tener un hijo. Entonces desea. Empieza a caminar en búsqueda de ese capital simbólico. Empieza a dejar de ser protoautor cuando se anima a mostrar sus producciones. En el mejor de los casos sabe escuchar. Atiende a los comentarios. En los

Bar Iluminado (1993-1999)

Por Eduardo Robino| Mi relación con la escritura en Tucumán comenzó una mañana de febrero de 1993, cuando entré al pasillo de la, entonces, Escuela Superior de Psicología.El edificio –con marcas aún de lo que era: un viejo hospital- comienza al finalizar el Parque 9 de Julio, y su frente puede mirarse desde la Facultad de Educación Física. Entré al pasillo ancho, de baldosas desgastadas por el uso, aún con

Ser una escribiente tucumana en Buenos Aires

Por Guadalupe Valdez Fenik | Tucumán siempre está presente en las cosas que escribo, pero necesité irme de ahí para poder escribir. Es una contradicción un poco loca, vivo en una ciudad y escribo sobre otra. Pienso que soy una escribiente porque todo el tiempo escribo, todo tipo de cosas, aunque solo haga público un pequeño porcentaje. Escritora, en cambio, me suena demasiado pesado simbólicamente. Cuando vivía en Tucumán no

Facebook
Facebook
Instagram