Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

“está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso”

 

 

 

 

 

 

 

había una vez

Historia de burbujas

Por Ana García Guerrero | Experiencia Mandrágora – Leer y escribir La burbuja del martes es de adolescentes.  Deciden, leen, escriben, tienen mucha conexión con la realidad y en todos los casos, muchos años en nuestros talleres. El grupo es tranquilo, atento a los cambios de estos tiempos de pandemia. Leemos de todo.  La escritura de todos es muy buena. Sostenida. Me gusta romper esa comodidad que fluye, y desafiarlos.

Historias de burbujas

Ana García Guerrero | Los libros están sobre la mesa del living. Odian El Principito. Es extraño.  Lo odian con la misma intensidad con que aman Harry Potter. En la mayoría de los casos no han leído ninguno de los dos. Hay una versión resumida, en formato libro álbum y también el libro original. De ninguna manera es mi experiencia personal la que está decidiendo, me parece que hay textos

Contraluces de taller – Historias de Burbujas

Por Ana García Guerrero | La princesa Griselda era tan hermosa que hacía perder la cabeza a cualquiera Leo la primera línea del libro de Isol: La Bella Griselda -¡Queee linda! -A Ver… -Yo también quiero ver…. Sigo Y eso no es solo un decir. En los bailes de la corte, con solo verla las cabezas de los caballeros y príncipes se iban rodando  tras ella, suspirando por su amor.

Veo veo

Por Tiziana Medina | Mirar, observar, ver, reconocer, atender, aprehender. Complicado de hacerlo para afuera, casi imposible hacerlo para adentro. Decimos que somos excelentes observadores, sabemos que mentimos. No mirar nos hace villanos, ¿verdad? ¡Mentira! ¿Mentira? ¡VERDAD! (mentira) (¿verdad?)  ¡Que llueva si nos hace algo! ¡Que llueva!  Ignorar, pasar por alto, hacer la vista gorda, ojos bien cerrados, desconocer, omitir. Nos hace la vida más simple. Ignorar al mundo porque

En mi había una vez…

Por Luciana Ceridono | Había una vez una tía, un abuelo, un hermano, una mamá, un lapacho amarillo, uno blanco y uno violeta que se veía de lejos. Había también pantallas; una ecuación, una célula, una proteína una oración y había una cocina y un montón de horas que eran iguales. Había una persona que era yo, con muchos rulos y poca paciencia. La vez que Había, tenía un balcón

Y septiembre

Por Matilda Debes | Selección y presentación a cargo de Ana García Guerrero | Presentación Durante los últimos meses los adultos no hemos pensado mucho en cómo se cuenta este nuevo mundo, la extrañeza y la mirada distinta que hemos incorporado.    También a los chicos les sucede. Saben que en cada movimiento el camino que recorren está nombrado por la gente grande, contado o cantado y ofrecido en la amplitud

Marcos Enamorado

Por Mora Toscano Caldelari | Selección: Ana García Guerrero Sobreescribir  el amor Mora viene a los talleres Mándragóra  hace varios años. Desde niña escribe sobre el amor. Cada etapa ha marcado su mirada y ha ido aprendiendo a tomar de la realidad lo que necesita y de su capacidad creativa lo que hace falta para sostener una historia con el amor como protagonista.Que los chicos escriban sobre el amor no

El tiempo se ha parado

  Por Eugenio Dos Santos | Quién diría que en este año el mundo pararía, y que afectaría tanto a los lugares más humildes como a los más adinerados, no por igual, pero aun así afectados. Que nos quedaríamos encerrados en nuestros hogares por el miedo a algo, que no sería ni un ser humano ni una banda de ellos, sino algo totalmente distinto a lo que ya la humanidad se

Sueños en otros sueños

Por Lucio Pina Sosa Bueno. El primer sueño: Voy a la playa y me hago un montón de amigos. Segundo sueño: (este es triste… muy triste)  Voy como a un zoológico y mi mamá también va, bueno. Voy como  a un zoológico, también hay tecnología, y yo llevé mi compu, (no se dé como que mi mamá me dejo) entonces, emmmm,  había un botón de una serpiente. El botón era

La ciudad del otro lado

Por Leandro Jiménez Saientz | Había una ciudad que quedaba en otra galaxia. Un día vino un rey patético y controló la ciudad. Y todo se puso al revés. La gente sintió frío y calor más de lo normal. El pasto se convirtió en hielo y el hielo en agua. Cuando las personas entraban a un lugar, se derrumbaba. Cada vez que alguien tocaba algo, desaparecía por cinco minutos y

Facebook
Facebook
Instagram