Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

“está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso”

Libros Tucuman

libros tucuman

 

 

 

 

 

 

 

Los guantes amarillos: erigiendo una obra de relatos

Por Martín Di Benedetto |

Les invito a imaginar un mismo árbol, una misma raíz, una misma copa, dando peras, manzanas, naranjas, mandarinas y las más diversas frutas. Esta es la versatilidad con la que Manuel Ernesto Rivas nos nutre en su libro Los guantes amarillos, una sinfonía literaria de veintitrés relatos donde se mezclan el ingenio, la sorpresa, el espanto y la fantasía. Rivas nos sumerge en un océano en cuya superficie juegan las más diversas olas, pero en su centro subyace la misma esencia: la omnipresencia del autor que se desplaza a lo largo del ejemplar.

Un recorrido por algunos de los relatos nos darán una perspectiva más precisa de lo que hablo. Esta caminata visual no será lineal, sino que visitaremos de forma aleatoria determinados fragmentos de la obra. 

En “El día que Maradona fue a mi clase”, podemos encontrar, a la vez, una firmeza y una ternura indecibles donde un profesor de historia en una escuela técnica convive con el deber, la letanía de un amor que tambalea y las alusiones futboleras que ejemplifican cada uno de los sentimientos que lo embargan este día particular de clases. En un absoluto contraste, habita el libro el relato “La banana maldita”, en el que encontramos el horror de la lujuria perpetradora. Manuel nos conduce por el acto atroz de una violación de manera muy detallada (tanto que crispa los nervios). Varios de estos cuentos sorprenden a la lectora y al lector con un final inesperado, pero no me referiré a ellos y dejaré que cada uno de ustedes se zambulla y se desconcierte así como lo hice yo a medida que los leía. 

También podremos encontrar maleficios y magia negra, como en “La poción”, donde el amor que desespera lleva al protagonista a los actos más espeluznantes. Es decir, un amor que nos transporta a lo más recóndito y oscuro del espíritu humano. En este breve relato, Manuel nos dice que a veces hay actos del corazón que tienen las consecuencias más severas. 

“Los vientres”, nos conduce al dilema del aborto en épocas de clandestinidad, un pasado no muy lejano. Una bisabuela, abuela, madre e hija pequeña retratan las vicisitudes de poder o no elegir sobre el propio cuerpo. El arrepentimiento juega un papel muy importante en este cuento.

Antes de seguir relatando los relatos de Rivas, debo decir que la lectura de Los guantes amarillos resultó tan ligera como compenetrante. La lectora y el lector pueden sonreír fácilmente ante lo imprevisto y a la vez sumirse en lo profundo de cuentos que nos mantienen en vilo hasta la última de sus palabras.

En vez de soltarnos al final de cada relato, Rivas nos atrapa irremediablemente en un devenir de historias en más historias.

“La peste”, un relato sobre el apocalipsis, mezcla una supuesta realidad pandémica con el fin del mundo bíblico. Todo sucede en un sinfín de causas y efectos, una desesperada huida de la muerte.

Finalmente, en “Los sueños”, padre e hijo de cuna humilde se aferran a las esperanzas de un billete de lotería, los porvenires en que el muchacho sueña con conocer a Messi y su padre con algo más modesto, una camioneta que les permita trabajar mejor. El cuento es tan idílico como devastador. Rivas muestra que los sueños más indómitos son los más frágiles y que un descuido puede arrebatarlos fácilmente.

Los guantes amarillos es un compendio de breves narraciones, extensas en la profundización de su contenido, atestigüando los complicados vericuetos de las relaciones humanas, la dentellada divina de la fantasía y el caprichoso ir y venir de lo impredecible. Espero que lo lean y disfruten así como yo lo hice.   

Me gusta
fb-share-icon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.