Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

“está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso”

 

 

 

 

 

 

 

“Los libros como armas de instrucción masiva”

Entrevista a Reynaldo Castro, por Cecilia Rocabado |

Conocí a Reynaldo Castro en el año 2008, llegando “por casualidad” a la presentación de la segunda edición de Con vida los llevaron. Lo visité luego en una oficina de la UNJu para realizarle unas preguntas sobre mi otrora tema de tesis y él, además de decir, empezó a colocar libros sobre la mesa, a compartirlos; recuerdo que hasta me presto algunos para que les hiciera fotocopias. Para mi alguien que comparte libros además de compartir felicidad, comparte mundos, caminos. Lo agradeci, lo agradezco. Lo reencontré en las aulas de posgrado de la FHyCs en el 2019, siempre con algo más para decir…Aquí va una parte de mi charla de la mañana del 17 de mayo de 2021, celebrando esta tercera edición y este nuevo encuentro.

Bueno empecemos por la pregunta obvia, ¿Por qué una Tercera edición? ¿Por qué en estos momentos?

Bueno, creo que porque muchos jóvenes no tuvieron la oportunidad de leerlo, los que nacieron ya en la década de los 90 no tuvieron esa posibilidad. Yo noto también, por la actividad docente, que muchos estudiantes por ahí tuvieron miedo frente al cercenamiento de derechos, ¿no? Digo, estoy pensando en el plan Conectar Igualdad y en una serie de cuestiones que promovió el Kirchnerismo y que después durante el Macrismo no se continuaron. Bueno, muchos jóvenes que habían recibido determinados derechos, determinado país, que era un país inclusivo, cuando vieron todo eso cortado quedaron así como desorientados, porque pasa esto ¡que no articulan con luchas anteriores!

Por otro lado creo que los referentes que empezaron a ver no son tan fuertes;  yo no me considero un referente pero si de una generación que ellos podrían un poco mirar y no somos tan fuertes como los referentes que yo si tenía cuando era joven, como Andrés Fidalgo o Ernesto Aguirre. Entonces me parece que no logran terminar de apoyarse, necesitan estos ejemplos de lucha como los organismos sociales, por ejemplo madres y familiares. Entonces ahí radica la importancia de tener nuevamente este libro en circulación.

Bien, veo que en esta propuesta hay también una versión digital gratuita, ¿eso es novedoso?

Si, igual cuando salió la primera edición un grupo de ex presos políticos del Sur,  escaneo el libro y lo puso gratuitamente en circulación; y es que la desventaja de los libros ahora son los envíos, que son muy caros. La idea de que circule una versión digital a mí me parece bárbara aunque no me hayan pedido permiso aquella vez, pienso que alguien se apropia de esas memorias y las comparte. Nosotros en esta edición, ya teniendo los archivos hicimos una versión digital que varía en algunas cositas con el libro escrito, por ejemplo tiene un prólogo para esa edición. Entonces, la hacemos circular y que cada cual se sienta con el derecho de hacerlo re circular, me parece que ganamos también en lectores con esa acción

Si si y además que lxs chicxs leen desde el celular, nosotrxs por ahí no, digamos nuestras generaciones, los chicos de hoy leen con una naturalidad del celular…

Claro, nosotros somos gutenbergueanos en ese sentido, y estos chicos son de pantallas y pantallitas, también cuentan con la facilidad de entrarle al libro por cualquier lugar. Yo cuando lo construía me acordaba del modelo de Cortázar de Rayuela, la obra que uno puede comenzar por cualquier lugar… Los chicos entonces, pueden entrar por el medio, por el final y después empezar a reconstruir ¿no? Son nuevos modos de lectura que nosotros también propiciamos.

Si, tal cual. Y esta edición, ¿qué tiene de diferente con las otras ediciones? Veo que hay más memorias si no conté mal…

Si, bueno eso siempre va a ser así. Mientras distribuía los libros estos días, algunos que habían sido jóvenes en los 70 me daban otros datos o porque no se habían acercado antes o porque no era para ellos todavía el momentos para hablar, y ahora podían decir. Los libros de memoria tienen esa característica, nunca hay una edición definitiva. Así, en cada nueva edición un autor tiene que trabajarlo, ampliarlo, profundizar cosas. La memoria nunca es algo acabado esa es una diferencia con la historia, al ser tan subjetiva siempre aparecen nuevas aristas que no habíamos tenido en cuenta y que sirven para aumentar, para brindarle más densidad a la historia que estamos contando y también para de ese modo ser mucho más inclusivos también.

También, claro. Otra diferencia que encontré con la edición anterior, es la tapa. Regresaste  también a la tapa original

Si porque nos pareció una de las mejores tapas, una de las tapas más lindas. Dije bueno vamos a volver  a la tapa original, no a la contratapa donde estaba el pedido oficial de justicia en aquella primera edición. Cuando salió el libro en 2004 todavía no habían comenzado los juicios por crímenes de lesa humanidad y era un reclamo que hacían los organismos. Por otro lado, nos pareció importante volver a esa tapa original porque nos conecta a los primeros lectores. Paso algo curiosísimo con los primeros lectores porque se comunican conmigo y me piden dos ejemplares, dicen que el libro que tienen ya está muy ajado y que quieren tener la actualización y además porque quieren regalar el libro a sus hijos. Entonces es algo muy fuerte eso de que vuelva a la primera tapa original y de alguna manera vuelve a los lectores, a los primeros lectores y regresa multiplicado, eso me parece fascinante también. Un gran trabajo de diseño gráfico, hay que decirlo de Remo Bianchedi que es un artista plástico que hizo la tapa pensando en este libro, es un diseño especial para este libro.

Bien. ¿Y la editorial? Háblame un poquito de 500 armas ¿quiénes la integran?            ¿Tienen otros proyectos?

Bueno, 500 armas es una idea que llevamos a la práctica junto a Fernanda Agüero. En algún momento yo estuve como capacitador de la Secretaria de Cultura de Nación en tareas editoriales para el NOA, entonces ahí empezamos a trabajar con Fernanda, con otros editores como Santos Vergara de Orán y otra gente. En esos momentos por otro lado, aquí en Jujuy había una denuncia realizada por senadores radicales que decían que en el Barrio Alto Comedero, la Tupac Amaru tenía 500 armas escondidas, algo que nunca se pudo comprobar y que fue más bien “tirar una frase”. A nosotros, nos pareció importante recogerla y convertirla y así decidimos que íbamos a ser la editorial 500 armas pensando a cada libro como un arma,  no de destrucción sino de instrucción. Hacer por lo menos 500 libros que circulen, nos interesa concentrarnos en el NOA y pensar en cuestiones que son específicas de esta región, eso es lo que pensamos con 500 armas.

Por otro lado, ya estamos trabajando con una autora de Humahuaca que se llama María Laura Lerma y en estos momentos estamos revisando su texto, para potenciarlo. En lo particular yo estoy trabajando sobre un libro sobre hijas de detenidos desaparecidos que nacieron en la Dictadura que es una temática que hasta donde sé muy poco se trabajó aquí en la Argentina. Indagar sobre que paso con aquellas niñas y aquellos niños que nacieron en esos tiempos difíciles, ya con pensarlo yo te cuento que a mí también me afecta…

Queremos dibujar una especie de mapa del terror no para regodearnos en el dolor sino dibujar para congelarlo y cuando lo congelamos podemos mirarlo más fríamente y enfrentar con mejores armas el futuro. Nosotros visitamos el pasado lo analizamos, lo dejamos quieto por un tiempo para entender el futuro. Esto que paso como sigue sucediendo hoy, que consecuencias tiene y sobretodo evitar que vuelva a suceder porque nos olvidamos esto que dicen los organismos ¿no? Recordamos esto para que NUNCA MAS vuelva a suceder, Bueno, esa es una hermosa expresión pero si no la completamos con obras, con conceptos, con acciones, con pinturas, con historietas con todo eso y más, entonces va a quedar en el vacío entonces estamos trabajando para eso.

Totalmente. Bueno, finalmente a mí me gustó mucho la reseña que hizo Teresa Leonardi Herrán, lo llama “un gran poema épico”, ¿que pensas vos de esa definición?

La verdad que a mí me sorprendió agradablemente porque nunca lo había pensado así. Me hace acordar a Homero ¿no?,  es muy fuerte. Yo te cuento que con Teresa nos conocimos cuando yo tendría unos 25 o 26 años. Te digo Teresa pero la conocíamos como la querida Kuky. La conocí en alguna Marcha del Apagón, yo fui como estudiante universitario y me acuerdo que la vi leyendo poemas en las esquinas de Libertador General San Martin, sin micrófono, esforzando la voz…al poco tiempo empecé a leer sus poemas y me pareció tan buena la poesía. Entonces empecé a tratarla, nos hicimos amigos y cuando yo estaba escribiendo Con vida los llevaron y estaba trabajando los distintos capítulos y dándoles cohesión; me paso que había un par de capítulos a los que sentía que les faltaba algo y ahí me acorde de ese primer libro de poemas de ella, de Incesante memoria y lo saque de mi biblioteca y coloque un poema de la Kuky. En ese tiempo yo no tenía su correo electrónico ni su número de teléfono y el libro ya estaba a punto de entrar imprenta y dije lo voy a publicar y mientras tanto voy a buscarla para pedirle permiso, Resulta que el libro salió y yo no tenía su permiso. Después nos invitaron a Salta a presentarlo y cuando fuimos ella estaba presente, entonces me acerque y le dije: “te quiero regalar este libro porque además vos formas parte, sos colaboradora sin saberlo”. Ella se rio y me pregunto porque y ahí abrí y le mostré y ella me dijo te agradezco mucho y que estas cosas no necesitan permiso; así como los expresos del Sur no me pidieron permiso bueno así circulan los poemas así circulan las memorias de boca en boca de pantalla en pantalla y después ella escribió ese texto y me lo mando para la Revista Nadie Olvida Nada. Originalmente fue publicado ahí y ahora nos pareció importante rescatarlo, ahora que la Kuky ya no está aquí pero vive en nuestra memoria, nos pareció importante hacerla presente y colocar su texto en la solapa.

Ahora sí, la última. ¿Dentro de la literatura jujeña que lugar crees que ocupas?

El libro yo creo que ocupa un lugar importante. En una encuesta que realizamos en el año 2005 me parece, preguntamos cuales eran los libros más importantes de Jujuy, y ahí varios autores destacaron a Con vida los llevaron. Ernesto Aguirre por ejemplo, decía que si bien no es un libro de literatura específicamente, según lo que conocemos tradicionalmente por literatura, es uno de los libros más valiosos de Jujuy. Él y algunos otros autores lo mencionaban, así que para mí es un orgullo estar en este libro. Creo que más que autor soy el editor de estos textos porque los verdaderos autores son las personas que resistieron a la Dictadura y que contaron su historia. Insisto creo que le doy forma a las voces, ese es mi mérito y también lo debo a una cuestión casi azarosa de haber estado en ese momento ahí y con disponibilidad. Pocas veces se dan estas cosas y yo celebro que se hayan dado y también celebro haber estado ahí, formar parte de este conjunto de hombres y mujeres que han logrado testimoniar esta victoria frente a la barbarie.

Si, poder decir…y vuelvo ¿y Reynaldo Castro qué lugar ocupa en la literatura jujeña?

Y yo me conformo con tener un pequeño patio trasero donde cuido una Santa Rita y un rosal ¿viste? creo que con eso estoy,  por ahí creo que ocupo un lugar de cierta visibilidad  excesivo para lo que hago pero nada, no me quejo ni pido más. Estos días me hicieron muchas entrevistas esta es una más que agradezco también pero creo que todo autor más que ver que visibilidad tiene que preocuparse por la obra, una obra que lo deje más o menos conforme aunque eso casi casi es imposible, pero si preocuparse en las obras que produce y sobre eso quiero estar más concentrado.

Además, un libro así en el NOA…

No se dan mucho, por eso digo que fue casi azaroso. Este libro se pudo hacer porque nosotros si tuvimos un referente con una trayectoria intachable que fue Andrés Fidalgo. Entonces invitamos a mujeres a testimoniar a la casa de Fidalgo, logramos hacer esas reuniones porque se hacían en esa casa. Esa casa tienen un imán importante para la belleza, para los sectores populares, llegaron muchas personas de la cultura, del arte…Aquí en Jujuy se dieron estas circunstancias especiales y yo como que pasaba por ahí y me invitaron y no salí más…


Reynaldo Castro (San Pedro de Jujuy, 1962). Escritor. Investigador. Profesor adjunto de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu). Es autor de Cómo hacer identidades con las memorias. La experiencia de (re)construcción identitaria de familiares de detenidos-desaparecidos de San Salvador de Jujuy, Argentina (San Salvador de Jujuy, Proyecto C, 2016), El norte del sur: Escritores, escribidores y otros sujetos de moral dudosa (San Salvador de Jujuy, Proyecto C, 2014), Con vida los llevaron: Memorias de madres y familiares de detenidos-desaparecidos de San Salvador de Jujuy (Primera edición: Buenos Aires, La Rosa Blindada, 2004. Segunda edición  –ampliada y corregida–: San Salvador de Jujuy, EdiUnju, 2008. Tercera edición –en versión digital y en papel–: San Salvador de Jujuy, 2021)), Tejer con hilos rotos: Notas y entrevistas sobre una cultura de la memoria (San Salvador de Jujuy, UNJu y Ministerio de Gobierno, Justicia y Educación de Jujuy, 2005) y El escepticismo militante: Conversaciones con Ernesto Aguirre (Córdoba, Alción, 1988). Ha editado los libros: Científicos de Jujuy (San Salvador de Jujuy, EdiUnju, 2009), Encuesta a la literatura jujeña contemporánea (San Salvador de Jujuy, Perro Pila, 2006) y Nueva poesía de Jujuy (Palpalá, Daltónica, 1991). Ha organizado el libro con poemas y dibujos de la poeta detenida-desaparecida Alcira Fidalgo, Oficio de aurora (Buenos Aires, Libros de Tierra Firme, 2002). Ha publicado diversos artículos en revistas y capítulos de libros sobre temas referidos a la literatura de Jujuy, sus intelectuales y las memorias de la represión dictatorial. Fue el editor de la revista de memorias Nadie olvida nada, que dirigió Andrés Fidalgo, San Salvador de Jujuy, siete números (nº 1, 2004 – nº 7, 2006). En el 2019 organizó 100 Fidalgo, un espectáculo que incluye textos, canciones y actuación, con motivo del centenario del nacimiento del escritor Andrés Fidalgo. Esta obra fue presentada en San Salvador de Jujuy, Tilcara, Humahuaca, San Pedro, Calilegua y San Miguel de Tucumán.

Me gusta

2 respuestas a ““Los libros como armas de instrucción masiva””

  1. Carlos Mercado Lagleyze dice:

    me encantó la nota! sobre todo porque es como si los estuviera viendo en vivo aa los dos, en una charla entre amigos! Felicitaciones Reynaldo por el logro, y a Cecilia por ponerlo en papel…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Instagram