Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

“está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso”

Libros Tucuman

libros tucuman

 

 

 

 

 

 

 

Poemas de Roberto Reynoso

Por Gabriel Gómez Saavedra |

Los poemas de Roberto Reinoso nos llevan a la patria donde la pared de la muerte se escribe con la piedra de los vacíos; piedra que luego se ata al cuello, para observar en la marca que deja, cuánto hemos crecido bajo los huesos luminosos de los que nos sostienen la memoria.

Exilios

 a Mariana Zarrabeitia

1

uno es como el sitio donde nace

de orillar contra

sí mismo

o crece lleno de esperar

o desanda

              como desdice el olvido

o

se da

a quedar

parido en el país que sea posible

desde los propios horrores

y tristeza contraída para siempre

amores

que no dejan

de ser tarde

y dolor que se niega a amar hasta

otra

vez

2

mi

lugar es una sensación incurable

por lo que resta

del adiós

una soledad mirándose las tardes

donde hace mucho siempre

es por la tarde

y vomitan

de olvidados los crepúsculos

las fechas

que no cambian sus honduras

los

nombres

que no curan sus causas de llover

3

en

realidad

se trata del silencio en el sentido

del destierro

en el despueblo de ser otros

y de sus ecos hasta peor

desamarse

de mudar los destetes del tiempo

lejanías adentro desaprendiendo

volver

y sentir

sin decir rostros

ni ayuntar ausencias

que como un tiro de gracia

de la nada me mataron

                                 de nosotros

4

bajo

pena de sombras todavía aqueja

la muerte en los restos

de mi

en la tierra enviudada de los míos

en el destiempo de carne de ahora

cuando la oigo darse

otras formas

la toco volviendo

la veo dictar cuerpos a la tierra

la huelo caer durando a tajos

o la siento

para

siempre

con su tristeza de cárcel lloviendo

en mi un metro

del mundo

5

acaso yo me fui hasta dejar de ser

lo que sabía

—sucio

   el espanto

                     palpándome

   rencores—

persiguiendo

lo que cunde en la pérdida o dura

casi todo el olvido

sustantivando

olvidar

y huérfano

en la insurgencia de desear

fui patria de ternuras brutales

corazones organizados por heridas

besos precisos como armas

y el mismo endémico

dolor

de redondez

después de amar sin dar clemencia

de ansiar

ponerme abismos

en el nombre y las desganas

de muertes

                                               que ya no significan

                                  lo que pasa

(de La Hundera)

*

Regreso

regresar desde las sombras

es complejo

deviene en rehacer

deshacer

curvar por los lamentos

(hilar muy fino)

preguntarse

                                                 los pedacitos

                                                              carcomidos

reunirse a llover

arrancarse el harto corazón

del solo

desde el doler

      que ocupan

          otros

sobre todo como de un pozo

en adelante volver

de ausentes

que fui

        hasta darme por perdido

(de La Hundera)

*

arraigo de infinito

a Ana María Mrad

entre formas de arraigar infinitos

mi hermana —terminante

sobre las ventajas

del valor—

            remontó su delicadeza feroz

haciendo enamoradamente

la sombrita y el lugar

la falda

            y el vientre

el punto del aire que avecinaba

la siembra de luchar

cuando morir dolía de otro

y de todo se adueñaba la ausencia

que iría sola con su fragilidad

rugiendo

            como con golpe

de manos contra los monstruos

                                    del final

(de Cronicario)

*

el caído

a Diego Orlando Romero

en cualquier caso las luchas

se parecen al caído

o al rastro

en que existió

al paso que dejaba de soñar

otra cosa

es declararlo en ausencia

volviéndolo

a morir

hasta que asuste memorar

y sea por ilación

lo que resulte

en costos

del martirio a un solo bando

sin que lo den a relucir

lo pongan de huesos a solear

(de Cronicario)

*

llamantes

a Alberto Martínez

y Noemí Ramírez

yo me rejunto a querer suficiente

y soy su poco

en suma

ella en contratiempos que puede

viene a ser los dos

y le soy

            y me es

porque amar en horas de negrura

hace que morir

tenga razones de amor mismo

hace sentires del parirnos

del nosotros

sin ataduras ni horizonte

                        hasta el dolor

*

fantasma impropio

a Carlos Valladares

es algo sin las propiedades

de estar

            que no unge nombres

no busca sombrear

no pesa

            de ganas

no abarca

no se cabe

no anda el hueco

                        que derrama

no urde temblores

o temblar

tampoco

se duele

     sombra ajena de la nada

y desde a veces

por vez

trepa haberes de algún cielo

agrupa vientos

puede

     sentir

y le viene de la misma mujer

como resaca de otoñar

y la trae del adiós

la urge con todo

intacto hasta

mirarla

y sueña en las muchas albas

los brotes

de su sangre

respirándose en el tiempo

    que lo apaisó inmortal

o entre asuntos

de tanta noche

larga

sigue decidiendo su silencio

con los huesos

en alto

y ese andar la muerte

     por voluntad de asamblea

haciéndonos respirable

estar heridos

todavía

     contando contar con

                                    cada uno

(de Cronicario)

*

Contingencia

el alba cayó del vacío entre solos

y como en un tiempo lleno

de su aparición/

sobrevino

bella

ahí/

presente

entre todo inmóvil/ cruzó

huellas de cuando no estaba aquí/

a encarnar el sin

confín/

sin otro más allá que ese instante/

hubiera sido inmenso/ dulcemente/

mirarla venida hasta mi rumbo/

o aún

       —después

                    de la ilusión—

dejándose sentir/ haciéndose

palabras sin escribirse

                                en la nostalgia

en

realidad/

la imposibilidad

asuena lejanías/ reordenando

por ausencias el orden de las cosas/

-y más- si tampoco desentrama

tanta muerte

             de la que no regresa nunca/

(de Síntoma, inédito)

*

Muriente

a manos de la pérdida/ o la muerte/

el animal de un país

me significa

dando patria en el debajo/

sobre ocasos/

bajo actos de pasión

y pena nodal y preñeces de espanto/

o

según

los silencios

con que nombra la muerte/

sus tiempos de noche no duermen

a la luz/ de los nuestros/ que muero/

(de Muriente, inédito)

*

Roberto Reynoso (Los Ralos, Tucumán, 1958)

Es autor de los libros de poesía Olario (1982), Trasgris (1999), La Hundera (2015) y Cronicario (2017). Participó de la antología Los pájaros del polen (1986), junto a los poetas Alejandro Carrizo, Mario Casacci, Francisco Galíndez, César Gúzman y José A. Scrimini. Fue cofundador del grupo cultural “Caminos”. Sus libros Síntoma y Muriente se encuentran inéditos.

*

Imagen 1: Vuelos de la muerte (2016), de Gabriel Lemme.

Imagen 2: Vuelos de la muerte (2016), de Gabriel Lemme.

*

Gabriel Lemme (San Miguel de Tucumán, 1984)

Artista Visual, Fotógrafo y estudiante avanzado de Arquitectura. Realizó el registro de obras a Manojo de Calles, Tiziano Cruz, Esteban Koukas, Nancy Pedro, etc.

Algunas de las siguientes intervenciones públicas en las que participó, fueron las siguientes: “Bailando entre cuervos”, intervención poética al Palacio de Tribunales, junto a la bailarina Virginia Solís; “Vuelos de la Muerte”, ritual artístico de sanación, performance en el dique El Cadillal, junto a “Qoqi” Mendez, Yamina Leiva y Pablo Canelada; OMA “La Revolución de la Alegría” Objeto metafórico asfixiante presentado en el desfile del Bicentenario, junto a Elia Betina Bendezu, Verónica Pérez Luna y Pablo Canelada.  
En 2015 obtuvo el primer premio en el concurso “Arte y Política” de la Universidad Católica de Santiago del Estero con la obra “Post Crucifixión”  
En 2016 realizó la exposición individual de tres producciones propias en Plaza de Almas: “Una intervención, un ritual y una Alegoría”.

En 2017 creó “Yunga en llamas”, equipo transdisciplinario con el cual viene desarrollando el proyecto artístico “La Televisión ha Muerto”, intervenciones públicas, acciones y performances. Fueron invitados a exponer en la Octava Bienal Argentina de Fotografía Documental y en el festival Limón Rock, en Tafí Viejo.
Desde 2017 forma parte del grupo de artistas que lleva adelante el ciclo denominado “En la variedad está el ciclo” y, desde 2018, del grupo “Libélula”, encargado de organizar charlas gratuitas mensuales con referentes de la fotografía y el vídeo.
Contacto:

gabriellemme18@gmail.com
www.facebook.com/gabriel.lemme
https://www.instagram.com/estudio_en_llamas/

Me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
Instagram