Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

“está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso”

Libros Tucuman

libros tucuman

 

 

 

 

 

 

 

“Realizamos funciones de cine adaptadas para personas que no pueden ir a los grandes cines comerciales”

Entrevista a Atilio Boggiatto Leal, Coordinador general del proyecto Cine Distendido

Por Pablo Toblli |

– Para comenzar, contanos en qué consiste el proyecto de Cine Distendido: ¿Cómo surgió, qué te movilizó a hacerlo, cuál es la cosmovisión teórica/humanista/artística en la que se sustenta y cuáles son sus objetivos?

Realizamos funciones adaptadas para personas que no pueden ir a los grandes cines comerciales, ya que se encuentran condicionadas, de alguna manera, por sus diagnósticos médicos. Entonces lo que hacemos es ofrecer un espacio relativamente controlado, con actividades previamente planificadas, para que las personas puedan disfrutar del cine y practicar las habilidades sociales o destrezas necesarias para concurrir a eventos culturales.

Todos tuvimos que aprender a comportarnos en ciertos lugares y el cine debe haber puesto en aprietos a más de una familia alguna vez. Aprender a no desplazarse durante la función, hacer silencio para no interrumpir al resto de los espectadores, por mencionar solo algunas normas sociales, forman parte de procesos que van en simultáneo al desarrollo subjetivo de una persona. Por eso las funciones tienen que ser sostenidas en el tiempo, sin grandes intervalos entre una proyección y la siguiente. 

Las principales características técnicas que convierten en distendida la función son:

Está permitido hablar durante la película.

Se dejan parcialmente encendidas algunas luces del interior de la sala principal para que las personas que necesiten desplazarse puedan hacerlo sin riesgos de golpearse o golpear a otras personas.

Dejar luces encendidas también reduce el fenómeno de cámara obscura, propio de los cines comerciales, y esto disminuye el exceso de contraste lumínico que pudiese haber entre una escena de la película y otra.

También se trabaja sobre el volumen del sonido, evitando saltos repentinos entre sonidos agudos y graves y llevándolo a niveles más bajos de lo que estamos acostumbrados a soportar en los cines. 

La primera función de Cine Distendido que se hizo en el país fue en La Pampa, en el mes de diciembre del 2018 y en el año 2019 la propuesta se replicó, sin pausas, en diferentes ciudades del país. Entonces se me ocurrió que había que replicar en Tucumán. Recopilé toda la información que pude encontrar en ese momento y redacté un texto que sirvió de base para darle forma a lo que hoy denominamos como un programa cultural y terapéutico.

Noté que la dinámica de las funciones venía repitiéndose de la misma manera: un grupo de padres hacía el pedido a la municipalidad, y ésta, mediante la dirección de cultura, brindaba un espacio y coordinaba la actividad. Entonces me dispuse a seguir pasos similares y le acerqué mi propuesta al Concejal Agustín Romano Norri, quién venía ya realizando distintas acciones con esta población de personas. Esto derivó en la presentación del programa en el Concejo Deliberante con los fines de generar una ordenanza municipal para que los Grandes Cines de la ciudad adhieran al programa y dispongan al menos de una función en formato distendido con cada estreno de película en sus salas. La propuesta fue presentada en el Concejo Deliberante el 5 de julio de 2019.

Una vez presentado el proyecto, se convocó a distintas organizaciones y grupos de padres, que con mucha alegría y disposición, se incorporaron en la planificación de lo que sería la primera función piloto de Cine Distendido en Tucumán (por nombrar algunas y sin ánimos de ofender a quienes estemos olvidando: podemos mencionar a Tea Padres Tucumán, grupo Azul Cea, grupo Asperger Tucumán, Antena Tucumán -perteneciente al Observatorio Sobre Políticas del Autismo FAPOL Y padres independientes). El equipo terapéutico que asistió durante la función piloto a todas las personas que concurrieron estuvo integrado por profesionales del Centro Educativo Terapéutico “Nuevos Aires”.

Todas las reuniones previas y de planificación, fueron en el Concejo Deliberante Capitalino.

Pero antes de continuar describiendo lo que hacemos como equipo que sostiene Cine Distendido en Tucumán, me gustaría profundizar un poco más en la historia de cómo llegamos hasta acá.

Las “funciones distendidas” surgieron en la década del noventa, en Londres, como una propuesta novedosa por distintas agrupaciones teatrales. Ellos fueron ajustando las funciones hasta que concluyeron una serie de protocolos y características técnicas que le terminan dando el formato distendido. Ese movimiento fundó este estilo de teatro con el nombre de Relaxed Performances (actuaciones relajadas).

En Argentina, las “funciones distendidas” fueron implementadas en 2015 y 2016 por The Stage Company en el Teatro Maipo con la obra “Shrek el Musical”.

Ellos fundaron la movida acá y en su página subieron toda la experiencia y protocolos que emplearon para lograr adaptar la función de teatro en formato Distendido. La bautizaron como Teatro Distendido.

¿Cuál es tu balance y tu proyección de Cine Distendido luego de este tiempo de actividad?

Tres años después y con una pandemia en el medio, las funciones distendidas comienzan a tener constancia. En lo que va del 2021 vamos realizando tres funciones y ahora, solo en octubre, tenemos confirmadas cinco más.

Estos años han solidificado el proyecto y somos muchas personas las que estamos impulsándolo. Además del equipo que conforma Cine Distendido, nos acompañan las mismas organizaciones y grupos de padres independientes que nos apoyaron desde el comienzo. En el camino se fueron incorporando más personas. Recientemente hemos desbloqueado Yerba Buena y estamos comenzando a conocernos con los padres y las distintas organizaciones y fundaciones del municipio. Aprovecho para alentar a qué otros municipios se animen a participar también.

Cada función que hacemos implica un trabajo previo de planificación. No se trata solamente de poner una fecha, una hora y darle play a la película. Cada mini decisión que vamos tomando se hace de forma grupal. Por ejemplo, decidir la película es un tema importante y va a depender de la edad de las personas a las que esté destinada.

Cuando pensamos funciones para público infantil, usamos como criterio de selección películas que no sean largas, que tengan la menor cantidad de diálogos posibles con construcciones de personajes sencillas para que los chicos puedan seguir la película. Entendemos que es un proceso y hay que ir paso a paso. Así fue que en la primera función proyectamos un compilado de capítulos de Tom y Jerry, que duró aproximadamente 40 minutos. Si recuerdan, ese dibujo no tiene casi personajes humanos (de hecho, cuando aparecen no podemos ver sus rostros ya que solo son representados hasta la cintura) y es prácticamente un musical. El sentido de usar películas con protagonistas no humanos, que tengan pocos diálogos y personajes con gestos remarcados, resulta mucho menos invasivo para una persona con autismo, y de eso se trata, de crear un ambiente que incluya a más personas. Pero todo esto que te digo es cuando pensamos una película para chicos o para personas que no fueron nunca al cine o son sus primeras experiencias como espectador. Distinto es cuando planificamos una actividad para adolescentes o adultos en donde se espera que hayan logrado ya un recorrido y desarrollo subjetivo más o menos acorde a su edad y sus posibilidades. Estas actividades requieren menos apoyo y menos protocolos.

Antes de decidir las películas, nos encargamos de consultar con padres que nos colaboran y en algunos casos, hasta hacen la prueba de verla con sus hijos para ver los resultados. Es todo un proceso de ida y vuelta que nos parece importante sostener. Sobre todo, porque la actividad es pensada para ellos y queremos que funcione de la mejor manera posible. En este ida y vuelta es que se terminaron sumando al equipo dos personas diagnosticadas con autismo. El aporte que le dieron al grupo es invaluable.

Una vez que hicimos todo ese recorrido, recién definimos la película. Y así es la dinámica con cada cosa que vamos incorporando al programa. Esto hace de Cine Distendido un programa cultural, a la vez que terapéutico para muchas personas.

Algo que hemos logrado implementar en el programa, y que consideramos importante, es una actividad que mantenemos en simultaneo a la proyección de la película.

En la sala principal, pasamos el film y en una sala cercana, acondicionamos un espacio alternativo con diferentes actividades recreativas y lúdicas, sostenidas por el equipo terapéutico, para las personas que necesitan salir a tomar un poco de aire o descansar de la película.

Lo pensamos como un espacio intermedio entre forzar a la persona a quedarse, por expresarlo de alguna manera, o tener que irse de la actividad por excesos de estímulos que pudiese ocasionar el film. La idea es que una vez controlada la situación y si es que la persona lo desea, le sugerimos a la persona que ingrese nuevamente a la sala principal.

El equipo de Cine Distendido Tucumán está conformado por dos grupos: El equipo terapéutico y el equipo técnico. Durante la función, nos disponemos de tal forma que generamos una conexión entre las dos salas (la principal y la alternativa) y el acceso tanto como la salida de los teatros. Esto lo hacemos para evitar amontonamientos y favorecer un cómodo desplazamiento de los asistentes. 

– ¿Con qué subsidios llevas adelante esta propuesta? ¿Crees que faltaría un apoyo más sistemático del Estado?

Nos ayudan la municipalidad de San Miguel de Yerba Buena por cada función que hacemos. Pero es una ayuda que podríamos denominar en carácter de incentivo ya que no cubre los gastos que implica sostener Cine Distendido. O sea, cuando realizamos la actividad en el Teatro Municipal Rosita Ávila, nos ayuda la municipalidad de San Miguel. Cuando la realizamos en la Casa de la Cultura en Yerba Buena, nos ayuda la municipalidad de Yerba Buena. Además, los municipios ponen a disposición sus salas y la entrada de la función es gratuita. Estas cosas ayudan a que podamos sostener la actividad, pero por ahora no cubre los gastos; ni hablar de todo el trabajo previo que hacemos de planificación y armado de la actividad. Por ahora, muchas de las cosas las venimos bancando nosotros.

– ¿Qué otros profesionales integran el proyecto además de vos y cuál es la función que desempeñan?

El equipo terapéutico de Cine Distendido está conformado por:

Irene Villa. Tiene 33 años, es Profesora de Artes plásticas con orientación en plástica visual para el nivel inicial, primero y segundo ciclo de la enseñanza básica (U.N.T).
Actualmente es estudiante de Lengua de señas Argentinas (Americana).

Wanda Mariana Sosa. Tiene 27 años y es estudiante avanzada del profesorado en Educación Especial con orientación en discapacidad intelectual.

Rodrigo Antonio Aredes. Tiene 30 años y es estudiante avanzado de la carrera de Psicología de la UNT.

Agustina Pucci. Tiene 27 años y es profesora de Educación Física (UNT).
Se ha especializado en Gimnasia Artística y natación para bebés y niñes.

Jesús Nazareno Herrera. Tiene 20 años y actualmente se encuentra cursando el segundo año de la carrera de Psicología (UNT).

María Alejandra Lobo Stegmayer. Tiene 28 años. Es Licenciada en cine, video y TV y Técnica en medios audiovisuales con orientación a guión de la Escuela Universitaria de cine, video y televisión (UNT).

El equipo técnico está conformado por:  

Antonella González. Tiene 28 años. Se recibió de Técnica Universitaria en Fotografía (U.N.T). Cursó Cine. (U.N.T)

Juan José Rodríguez. Tiene 38 años, es Técnico en Medios Audiovisuales con especialidad en Edición, recibido de la Escuela Universitaria de Cine, video y Televisión (EUCVyTv).

La coordinación General está a mi cargo:

Mi nombre es Atilio Boggiatto Leal. Tengo 33 años y soy Psicólogo Clínico recibido de la Universidad Nacional de Tucumán. Soy integrante de “Antena Tucumán”, perteneciente al Observatorio sobre Políticas del Autismo de la Federación Americana de Psicoanálisis de Orientación Lacaniana (FAPOL).

– ¿Actualmente dónde funciona Cine distendido y cómo tiene que hacer la gente que quiera concurrir?

Por ahora tenemos confirmadas funciones en los municipios de yerba buena y de san miguel de Tucumán. Las funciones son en sus respectivas salas municipales. Las entradas siempre se las adquiere del mismo modo. Días antes o semanas antes de una función, difundimos en nuestras redes de Facebook e Instagram y compartimos un link donde deben ingresar y completar con sus datos el formulario. Es importante que se inscriban por que las funciones son con cupo.

Próximas funciones en San Miguel de Tucumán:

Miércoles 6 de octubre en teatro municipal Rosita Ávila 18:30. Se proyecta “La Dama y el Vagabundo”.

Miércoles 13 de octubre función destinada a adolescentes y a jóvenes. Se realizará una función por la mañana y otra por la tarde. El cupo está completo para este día.

Próximas funciones en Yerba Buena:

Sábado 16 de octubre a las 10:30 de la mañana en La Casa del Bicentenario. Proyectaremos un compilado de capítulos de la Pantera Rosa.

sábado 30 de octubre a las 10:30 de la mañana en La Casa del Bicentenario. Proyectaremos un compilado de capítulos de La Warner Bros.


Redes sociales de Cine Distendido:

Facebook e Instagram : Cine Distendido Tucumán

Mail: cinedistendidotucuman@gmail.com

Me gusta
fb-share-icon

Una respuesta a ““Realizamos funciones de cine adaptadas para personas que no pueden ir a los grandes cines comerciales””

  1. Mariela Leal Reyna dice:

    Excelente proyecto!. Inclusión real!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.