Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

«está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso»

Libros Tucuman

libros tucuman

 

 

 

 

 

 

 

Máximo Chehin

Máximo Chehin nació en Aguilares, en 1972. Estudió ingeniería en la UNT. Publicó los libros de cuentos Vista al río y Salir a la nieve, y la novela La vida interesante. Vive en Buenos Aires.

Ser (o no ser) escritor

Por Máximo Chehin | 1. Los escritores tienen (tenemos) predilección por pensar, leer y escribir sobre cosas que no le interesan absolutamente a nadie, salvo a los escritores. Son cuestiones que tienen que ver con el oficio, o la figura del escritor, o la idea del escritor. Y dado que, justamente por nuestro oficio, tenemos bien entrenada la habilidad de adornar con la palabra asuntos naturalmente opacos -o directamente aburridísimos-,

El sueño del retorno

Por Máximo Chehin | Es lo que siempre quise / volver al cuerpo / en que nací. Allen Ginsberg 1. El apego al terruño nos pega a todos los que crecimos en las provincias, pese a que con frecuencia ese terruño responde a nuestro cariño con indiferencia o incluso con hostilidad. Este amor por el pago se siente con fuerza en cuanto ponemos un pie fuera de la frontera, y

El escritor tucumano y el tiempo perfecto

Por Máximo Chehin| Los que nos dedicamos a este oficio sabemos que hay pocas cosas más difíciles de describir que una escena sexual: se cae, con igual facilidad, tanto en pacaterías que parecen salidas de una película de Palito de los ’70 como en una jerga cuasi-porno que desconcertaría a cualquier lector. Creo que el problema es que, pese a la abundancia de sexo en los medios y redes sociales,

Tema libre: La papa

Yo canto a la papa eléctrica Por Máximo Chehin | Entre los ocho y los doce años, más o menos, atravesé una especie de obsesión con la ciencia y la tecnología. En aquella época –estoy hablando del principio de los ochenta–, un chico de mi edad solo podía asomarse a ese mundo fascinante y misterioso a través de dos vías: los juegos de química y los libros. Mi juego de