Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

«está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso»

Libros Tucuman

libros tucuman

 

 

 

 

 

 

 

Un amor paciente. La sobrina de Úrsula de Rogelio Ramos Signes.

Por Juan Ángel Cabaleiro |

En La sobrina de Úrsula, la excelente novela de Rogelio Ramos Signes, la narradora, una profesora de Lengua y Literatura, nos cuenta la historia de su tía Úrsula, cuyo recuerdo la ha marcado a fuego a ella y a su familia.


La de Úrsula es una historia trágica, de amor trágico. Se enamora de un muchacho mucho menor que ella, lo que supone un escándalo para la época en que se desarrolla la historia (la ciudad de Rosario en los años 60 y 70). Úrsula muere muy joven, de cáncer, y su amante, Francisco, desaparece de la escena a los pocos años.


Con el correr del tiempo, ya en el segundo capítulo de la novela, la protagonista pasa a ser la propia Isabel (la profesora y sobrina) que, como todos, busca un futuro profesional, intenta y fracasa en el amor y quiere darse nuevas oportunidades. Nos preguntamos qué pasó con Úrsula y su joven amante. Sabemos que, como en toda buena novela, esa historia ya cerrada debe reaparecer en algún momento. Y aquella vieja historia de la tía muerta y su amante desaparecido efectivamente retorna y se une con las peripecias presentes de Isabel, con su vida un tanto anodina y frustrante. Cómo engarzan ambas historias no podemos decirlo por razones obvias. Solo agreguemos que algo va a suceder en Tucumán, donde vive un escritor de apellido Díaz Boynol. Y hasta aquí llegamos con los avatares del argumento.


Hay otros aspectos destacables de la novela: la voz narrativa, en la que un autor hombre encarna una protagonista mujer en primera persona. El resultado es muy convincente en cuanto al género; un poco menos, tal vez, en cuanto a la edad de la protagonista, que suena un poco a vieja chota, cuando tiene apenas 44 años.


La novela está magníficamente escrita. Ramos Signes es un escritor con talento y mucho oficio, y eso se nota en cada página. La sobrina de Úrsula consta de siete capítulos, cada uno de ellos divididos en breves parágrafos. La lectura es realmente ágil (yo la leí en un día).


Pero ¿qué se cuenta, en definitiva? La vida entera de la sobrina de Úrsula, hasta el momento en que ella misma la narra. Muchos episodios menores, cotidianos, boludeces que nos mantienen a la expectativa de cosas que al final terminan llegando y dan giros a esa vida mistonga. Muy destacable es la descripción que de Tucumán hace la protagonista. Conviene aclarar que se trata de una joven enamorada, lo que hace suponer una mirada romántica de las cosas del mundo, una subjetividad un tanto edulcorada por el sentimiento:

A mediados de setiembre las avenidas se veían amplias y luminosas, multiplicadas por la intensa tonalidad de los lapachos florecidos. Un verdadero muestrario de colores se abría ante mis ojos no acostumbrados a ese exceso de árboles y de flores. Rosados, blancos y amarillos daban su pincelada mayor a un paisaje que hacia el Oeste remataba con un cerro intensamente verde, cubierto de vegetación.

Hermoso. Pero no es esta la tónica general de la obra, más bien escueta en descripciones. El discurso es más que nada reflexivo, interior, de recuerdos tristes, de nostalgia, de sentencias más o menos filosóficas sobre la vida, el amor y la soledad que nos regala la docente. Ejemplos:

Luego de mi segundo paso por Tucumán, donde compartí paisajes, proyectos y una cama, aprendí de una vez y para siempre que limpiar de malezas el camino es la tarea más higiénica que nos ofrece la vida. La gran complicación es que la vida no nos provee de las herramientas adecuadas.

Una mujer, cercana a los 25 años, estaba tomando conciencia de que la palabra amor es mucho más que un vocablo en el diccionario. ¿O es que alguien se creyó que amor es nada más que «un sentimiento de afecto, inclinación o entrega a alguien o algo»?

Yo, que siempre había pensado que mi vida transcurría en la más absoluta soledad, y que mi madre, en su estado, no era una compañía, recién supe lo que en verdad era estar sola cuando ella falleció.

Atención al dato: no hace mucho, siguiendo por internet un congreso sobre literatura de ciencia ficción, que no fue en Tucumán, sino mucho más lejos y con gente que no conocemos, se menciona en términos muy elogiosos a un tal Rogelio Ramos Signes. Me pareció raro y me dio mucha envidia.
Sin dudas, si Ramos Signes fuera porteño sería uno de los invitados estrella en cualquiera de los eventos literarios que se organizan en nuestra provincia. Lamentablemente es tucumano (por adopción) y eso lo degrada al papel de comparsa o relleno en los susodichos eventos.

*La sobrina de Úrsula de Rogelio Ramos Signes. Editorial Culiquitaca, 2015.

Una respuesta a “Un amor paciente. La sobrina de Úrsula de Rogelio Ramos Signes.”

  1. Marta Ofelia Ibañez dice:

    No leí la novela y este comentario crítico despertó mi interés por Ramos Signes. Y si los tiempos me alcanzan, por el autor de la reseña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *