Suscribirme

ISSN 2684-0626

 

Aquí puede hacer su aporte para la revista La Papa: 

1/4 KILO
1/2 KILO
1 KILO
5 KILOS

«está comprobado que una comunidad que apoya su literatura tira menos papeles en el piso»

Libros Tucuman

libros tucuman

 

 

 

 

 

 

 

Serie autores a contrapelo XI

Bienvenidxs a Marx Bauzá

Por Gonzalo Roncedo |

Literatura. Primer sentido. Un arte de la expresión verbal. Segundo sentido (Jakobson/Bloom/cualquier crítico en serio que salió del diccionario para dar una concepción más poética). Una forma de enrarecer la comunicación del lenguaje para enriquecerlo, o en todo caso, darle un sentido más amplio que la mera viveza criolla, el mero sentido común, la mera comunicación. Claro. Pregunten a una maestra de magisterio cuál de los dos sentidos le enseñará a infantes de jardín, y no hará falta lotería para saber el resultado.

Pero nos enfoquemos en el segundo sentido: texto, entonces, es cualquier forma de arte audiovisual que utiliza un sistema de signos (lenguaje o no) con dimensiones más allá de la percepción común compartible, y así es artista más complejo, completo, multidimensional o celular quien comparte aquesta visión compleja, enrarecida, trascendente y no una mera fórmula comunicativa.

Entonces una persona puede ser un cosmos, como lo es una hormiga. Joyce acá diría truco, tuve la última palabra. Todo depende, más que de las comas o las escuelas de redacción, del espíritu: sabrá cualquiera que lea de patafísica que lo mejor de Oulipo no fue la forma de practicar el arte marcial de la escritura con infinidad de estilos, sino la arrogancia rebelde de creer que se puede lograr, a lo largo de una vida, tanto. La verdad es más parecida a un lugar común: no se pueden vivir todas las vidas, en ocasiones no tenemos tiempo ni para la propia vida interior pero suelen aparecer personas privilegiadas, como el autor a contrapelo en cuestión, que son varias vidas en una, varios artes, varias disciplinas. La obra de arte puede absorberlo todo, siempre y cuando haya un sello distintivo, salvo que al sello lo decide uno sin saber extrapolar a futuro cómo eso quedará en la muestra de lo producido.

¿Qué es una obra de arte? No el resultado lingüístico, mejor psicológico, por no decir posmoderno, de un carácter que se expresa a través de formas o sonidos o cualquier otra herramienta de comunicación, incluso si su mensaje principal es la incomunicación general. Me explico: el arte ha llegado al punto donde cierto esteticismo prefiere oscurantismo antes que bregar por un común entendimiento. ¿Puedo aventurar como sinónimo de obra de arte la falta de orden o autoridad por una categoría vivencial, que abusa de interioridad? No, porque hay obra de arte también en la exterioridad. Quizá toda obra de arte refleja tanto como refracta sentidos: expone muchos entendimientos, a lo mejor esto se observa mejor en las mejores obras de arte. Pero, ¿qué sucede cuando el autor es poeta, editor, productor y gestor cultural, DJ, humorista, curador y artista visual premiado en ambas artes? ¿Además sube videos a Youtube? Me especifica que produce canciones en discos que sube a Youtube, así que todavía se puede generar una complejidad multimedial ahí, ¿es video de trap/hip hop, o es fusión musical atrapada en formato video? Sin entrar en el lugar común de preguntar cuándo la producción es arte y cuándo mera contingencia, o si el valor artístico es contingente a pesar de los cánones, en este caso la contingencia tiende al arte en múltiples caras de la moneda. ¿Y si le aumentamos a esa cebolla (diría Shrek) una sensibilidad especial? Obviedades a lo expresado: es un miembro del colectivo LGBT+, sin que esto sea un lugar transitado porque no lo destaco por hacer uso de una discriminación positiva, sino porque de esa complejidad bendita logra emanar también un lado político, aunque prefiero enfocarme en el arte en sí, si es que eso es separable, pero no quiero entrar en ese otro debate-lugar-común, y que me disculpen lxs detractores de la poesía pura de Valèry o exponentes semejantes. Considero que hacer arte, como cualquier otro acto humano, es tan político como formar parte de un cuadro/partido político. En este último sentido, quizá todavía se puede elegir una tradición, y de ahí solventarse con algún tipo de orden, equilibrando esa interioridad que nos diseñó la naturaleza humana. Para alguien tan complejo, utilizaré una mirada esteticista, quizá pecando en el grado bloomiano extático y, como creo es mi estilo, sin precaución de algún error ortográfico o hache intermedia porque, a diferencia de la clase media híper correctora de rayuelas fatídicas, creo que hay veces donde lo mejor es comunicar con estilo directo (sabe quien me lee que casi nunca uso este estilo, y lo aborrezco), por más error a quien lea pueda aparecer la desconexión de oraciones adjetivas o bipolares en par de confesiones o fluir de la consciencia. Luego de tanta biopic y prólogo, mejor vayamos a la obra del autor. Ahora sí. Bienvenidxs a Marx Bauzá.

¿El autor o la obra! La obra es el autor, el autor la obra

Marx nació, nos indica una biografía, en 1980. La misma (cito) prosigue: “Es artista plástico y poeta. Publicó por su cuenta “Sobre las condiciones actuales” y “Poemas contemporáneos”. / Obtuvo la 2° mención de poesía en el Mayo de las Letras 2008. /  Organizó el LEES, laboratorio de experiencias estéticas (en plural) para el intercambio creativo en torno a poéticas contemporáneas en relación a las artes plásticas. / Cree que sí se puede. / Le gustaría cambiar el mundo”. Podríamos ver otra biografía o biopic y jugar a ver cómo se cambió la presentación, pero la muestra ofrecida es suficiente para que se exponga la apelación a la lectura del autor: si quien leyera no se compromete desde una biografía así (“sí se puede”, “le gustaría cambiar el mundo”) es decir, como afirma Cortázar, si quien lee no puede cambiar de tonalidad como se queman las bombitas de página en página, entonces au revoir.

Hablamos un día, por Whatsapp, y a diferencia de Guada Albornoz, a veces Marx expresa su obra sin presentarla for export. Cuando me mandó “Poemas contemporáneos” por Gmail, sin embargo, comentó: “A este viejo poemario, probablemente le sumaría algunos otros poemas visuales que hice recientemente en los últimos años… pero así como está ganó una segunda mención en el Concurso Poeta Revelación de Revista Plebella de Buenos Aires, en 2008. / De jurado estaban Romina Freschi, Carlos Battilana y Gabriela Bejerman. / El primer poemario va en un mail a continuación. Ese se titula Sobre las condiciones actuales y es mi primer poemario político inédito”. Del cual destaco, además del ejercicio caligramático con que nos hermanamos a veces simulando a Apollinaire, lo siguiente:

Ve mas allá

mirá!

http://www.bloginvisiblequenoseve.blogspot.com

Aprendé a mirar mas allá…

Si uno entra al sitio en cuestión, citado en el pilar de palabras, descubre el aspecto posmoderno de la obra de Marx, mezclando poesía con arte performático: hay una página en blanco: el truco, claro, es de finales de siglo veinte y comienzos de veintiuno, ya que una página HTML puede elegir poner texto en color blanco “desapareciendo” o “mostrando lo (in)visible” si el fondo de la página es blanco. Del color que sea (así no se me diga que cito tonalidades traídas al tapete de la especulación, la página pudo ser blanca como negra, azul o bordó: con frecuencia, el ser humano usa páginas de color blanco).

Entre otras referencias en este metatexto, en las que se leen los nombres John Cage o Jorge Sepúlveda T., entre otros, puede aprehenderse una reflexión interesante: “ Si hablar de la realidad ya es inquietante, hablar de lo invisible lo es aún más, partiendo que es necesaria la existencia de lo real o visible para que pueda existir lo invisible. Muchas veces, frente a nuestros ojos hay una realidad que para algunos es invisible a pesar de percibir claramente su existencia. Otros simplemente niegan la existencia de un hecho o lo adjetivan sin siquiera estar presente en el espacio que niegan, es decir lo invisible para ellos es fruto de su propia decisión y se hace hasta lo imposible por convencer de esta invisibilidad creada por iniciativa propia.”

                        Fragmento del blog citado en el poema, escrito por Armando García Orso en su blog: Estructuras de la memoria. Apuntes en la ciudad.

                                    Publicado por grupo ((atm)) en 13:56

                                                                        Etiquetas: Invisibilidad ”

No solamente es, por tanto, performático: se permite citar paradigmas, problematizando, cual si fuera una obra saeriana, el objeto textual: ¿es poema, ensayo, muestra performativa, todo junto, acaso un blog, o la chispa de un blog para una muestra de arte? No dejaría a un crítico de poesía menos boquiabierto que a un curador, a un bretonista filovanguardista o a un experto en Montaigne. Luego, retoma la magia visual de la poesía francesa en:

Para, a continuación, mezclar caligramas con filosofía misma:

El presente es lo único real. El presente es acción.

/ decir / expresar / indicar / explicar / apuntar / escribir / comentar / hablar / enumerar / concretar / especificar / detallar / fijar / mencionar / citar / nombrar / referir / contar / recitar / manifestar / declarar / descubrir / revelar / mostrar / denunciar / soplar / desarrollar / expandir / propagar / difundir / divulgar / publicar / proclamar / generalizar / informar / comunicar / participar / notificar / intervenir / anunciar / pronosticar / anticipar / dictar / insinuar / proponer / sugerir / invitar / opinar / formular / cristalizar / enunciar / considerar / proferir / articular / prorrumpir / exclamar / mascullar / musitar / murmurar / observar / advertir / reconocer / notar / soltar / encajar / largar / asegurar / aseverar / afirmar / confirmar  / sostener / mantener / denotar / representar / significar / reflejar / cantar / confesar / vomitar / alegar / argüir / contradecir / responder / echar / lanzar / abordar / subrayar / recalcar / reiterar / repetir / jurar / maldecir / desvariar / callar / enmudecer /silenciar / omitir / guardar / ocultar / esconder / tapar / negar / encubrir / dudar /

Marcos vive su obra, caiga quien caiga, en ese momento suelta su mezcla de palabras, intentando el dialecto más local y colorido con el más acá (cosa que a mí en particular me disgusta, tanto el voseo como el inclusivo, o el imperativo en voseo, etc., preferiría seguir escribiendo como Bécquer y sanseacabó, pero eso es otro tema).

En otro mail, donde me adjunta “Reverso”, expresa: “Este poemario iba a ser doble, junto a la poeta María Belén Aguirre. Ella no terminaba por decidirse y yo le comenté que lo iba a mandar a un concurso. Se alzó con el primer premio de poesía de Club Hem Editorxs (2013), abriendo la colección Ojo de Tormenta de la reconocida editorial platense”. Esta segunda pieza,  que continúa con caligramas espaciales, modulando versos con oralidad propia del poeta, para mi gusto busca el viejo conceptismo, que ya se notaba en el libro anteriormente referido, con la técnica del calambur, parecidos fónicos y ciertas motas visuales que ejercen la extrañeza inmediata, aunque quizá releídos no la ejerzan:

El “recurso del espaciado”, que dibuja en los versos espacios, piensa quien lee, talvez se asemeja a los espacios en blanco de Emily Dickinson, pero quizá son una forma posmoderna de darle otro sentido a caligramas y caligramas, pese a la doble dimensión que resulta del alejamiento textual del propio texto contra la imagen. Es sabido: Marx es primero artista de imagen, pero también busca la sublimidad textual. Esta “bruma” como resalte del fondo acaso quiere ser una ola que nos borra la cara, acaso un aluvión, acaso un iceberg. Ese efecto, junto al texto, ofrecen una sinergía poética.  El tema de la ola se repite en otros versos menos caligramáticos:

Caracol

Me enamoré de un caracol. Soplaré dentro del cuenco de su vientre: una esperanza… Una saeta, firmamento radiante. Serás mi calma en la bravura. El oleaje entre mis brazos será gaviota. Volarás en la profundidad de mis encantos. Seré ese barco en altamar que no naufraga. La espuma entre tus manos es el goce de las olas. *

Ese asterisco es una reseña abierta, como el libro sin tapas de Felisberto Hernández. De nuevo: como la página (in)visible, una actitud del arte visual en el arte verbal, una confluencia de artes en dos artes, un cosmos, pero una voluntad, una única subjetividad. Un mago que libera un recurso juguetón para quien leyera. El siguiente poema también: a simple vista lee:

Pero como uno ya ha sido desengañado con el truco del libro anterior, juega con los resaltados del word (el archivo es un archivo de procesadores de textos, por lo que permite ser editado) y entonces jugando con el color de resalte esto queda

Al editarle el libro, a Marx ya le truncaron este truco como en el caso de “El gran vidrio” de Duchamp, así que le consulté si quería que lo exponga así, ya que leí el libro por primera vez incluso con inocencia, y talvez soy el primer lector que nota el juego metaobjetual debido a la editorial, salvo que quizá tuvo otro lector o lectora cisne (lo malo es que esas genialidades visuales deben ser libros-objeto, no están pensadas para el atávico libro de palabras y palabras cuyas máximas autoridades son Shakespeare, Dante, Violeta Parra o seres de esa sublimidad, y que últimamente han devenido en formatos industriales del pragmático lenguaje que se anime a encerrarlas en tramas o versos con el glorioso mote de “libro”). Marcos dice que a veces vale más la intención que el resultado final, y tiene razón: el arte también es comunicación, a fin de cuentas, una comunicación truncada que busca en su furcio una comunión verdadera: el desvío de quien hablando consigo mismo le cuenta a sus espectadores la trama que a Shakespeare le venga en ganas, el famoso “truco del monólogo que adelanta la trama”, por dar un ejemplo, no podría ser arte teatral si el teatro mismo, como arte literaria, no precisara de alguna comunión mínima, mínima porque tampoco hay que subestimar a quien ve una obra de arte contándole todo: baste lo que no se dice, y que hayan sobreentendidos.

Pero hagamos un párate en este estilo sedimentado del autor. Leamos ahora estotro:

La caída

El profundo sueño,

glorioso cual anteriores lapsos

de alas abatiéndose,

de calles de piedra y canto

de tumultuosos mayos lluviosos

y de lides patrióticas…

La dignidad cayó ante el trono,

se durmió entre los laureles

y un amargo sabor a gloria

recorría su interior…

con mirada ciega,

con oídos sordos,

con austera templanza

y sin fulgor.

Mientras la eternidad se esfumaba

entre las tumbas de la gloria,

la vanidad del cuerpo

se resquebrajaba en las sombras

y el vano eco de la libertad

se perdió ante su fuerte caída.

El manto de silencio

cubre los campos,

el manso trigo

crece en la tristeza

y el ganado temeroso

se dirige al matadero.

pesadas son las cadenas

de la angustia y el olvido

y el insonoro eco de la impotencia

se atraviesa por el pedregoso

camino de la incertidumbre.

El viejo grito

es un murmullo

que se escucha en lo profundo

de un celestial pensamiento.

Mentes ávidas de cambio

atraviesan las blancas franjas

de una bandera teñida en sangre…

Neoclásico hasta cierto punto, como en el caso del autor del número anterior, tampoco es exactamente neoclásico, más bien es un Menard de López y Planes que quiere pero no logra yuxtaponer una gloria de mayo, porque no es mil ochocientos y pico sino dos mil y pico cuando escribe, y eso logra, incluso en el desvío, proponer otros grupos políticos, otras militancias, pero el mismo fervor. Guarda: si lo cambiáramos por otro país, ¿por qué no podría ser también el eterno Morfeo de Neil Gaiman recorriendo Londres? Trastocando la arqueología del poema, pero no su sentir histórico, incluso llegaríamos a una magia “shakesperiana”.

Hice trampa en esto: Fragmenté y corté un poco “La caída”, el cual es un poema que va en el medio de dos partes del libro llamado “Sobre las condiciones actuales”, poema que ganó la segunda puesta del Mayo de las Letras en 2008. De este libro último, en particular, me gustaría destacar también:

Matemáticas

Una simple ecuación y

una compleja historia que contar:

Todo dividido entre pocos,

la pobreza multiplicándose

entre cuatro por cuatros

y absurdas estadísticas.

Miles debajo de la línea de fracción

y dividendos que se escapan en valijas.

A nadie le importa el resto,

mientras la brecha crece más y más

en medio de una cruda realidad

cuyo exponente aparece a la deriva

y en cuya base se encuentra la falta de escrúpulos.

Entre paréntesis sobresalen los términos

de esta suma algebraica que no tiene fin,

añadiéndose el desconcierto y la apatía

a un exceso de trivialidad hiriente

y el constante detrimento de valores.

Sabemos que cada uno de estos factores tiene su raíz

en esta lógica sin sentido y todas sus derivadas…

Es evidente que sin integración

nos exponemos a un fracaso infinito como sociedad,

con productos variables

y algunos resultados a la vista.

Sensaciones (poema intervenido visualmente).

Las sensaciones invaden mi cuerpo y mi mente; llegan del pasado, del presente, de tiempos futuros y remotos. Vienen de regiones externas y de lo profundo de mi interior. Constituyen una suma colectiva de influencias históricas y sociales que se pliegan a mis recuerdos de infancia y adolescencia. Sensaciones transmitidas desde recónditos espacios y distantes latitudes; atraviesan en cada instante los recodos del pensamiento generando nuevas formas de accionar y ver el mundo…

Colores, sonidos, tramas, texturas y múltiples sensaciones…

…Aparecen proyectadas en la pantalla del televisor, en los sonidos que escucho en la radio, en los mp3´s que elijo con gusto para la lista de reproducción del miércoles por la noche, en el aroma a café por la mañana, en el sabor y textura del dulce de leche en el paladar, en el reflejo de mi imagen frente al retrovisor, en el dolor, el miedo, el placer y el éxtasis, en la belleza de aquel paraje natural de ensueño cercano al agua, en tus ojos y en los de ella, en el infinito cielo, las altas cumbres y el vasto mar…

Sensaciones.

Sobre las condiciones actuales.

Me cansé del hambre y la marginalidad,

me cansé de la exclusión y la pobreza,

me cansé de ser rehén de la hipocresía,

me cansé de las quejas y los rumores,

me cansé de los miedos e inseguridades.

me cansé del dolor y el sufrimiento,

me cansé de ver lágrimas en tus ojos y

me cansé de que frunzas siempre el entrecejo,

me cansé de darme por vencido y

me cansé del no se puede,

me cansé del no te metás

me cansé de la muerte sinsentido y

me cansé de la exacerbación del horror a la enésima potencia

me cansé de los políticos de siempre

me cansé de su falta de escrúpulos y su ceguera,

me cansé de la incoherencia,

me cansé de ver banderas teñidas en sangre flameando rumbo al abismo,

y me cansé de la violencia y el bla bla bla interminables…

Me cansé en serio.

Estoy tan cansado de hecho

que una vez cuando termine de descansar y juntar fuerzas

volveré a la firme tarea

de hacer algo para revertir esto,

junto a cualquier persona indignada que esté dispuesta

a transformar las condiciones actuales.        

Esto es poesía antigua de Marx. Veamos algo nuevo:

Noches eternas

Una chispa se enciende al candor

de un nuevo amanecer o esperanza.

Late el murmullo

de chamizas o brasas,

ardiendo

con la lentitud

de quien se sabe incendio.

El calor necesario para abrigar el alma

ante el ocaso.

Susurros al viento

traen la dicha

de las noches eternas.

Los deltas del autor

¿Cómo se pasó de una cosa a la otra? ¿Es todo el mismo espectro, o hay altiplanicies en ese río heracliteano? Ahora sí: recapitulemos la verdadera biografía pese al ludicismo, el bodrio de las solapas/contratapas/ de libros de poesía, las que siempre se mandan para jurados y etcétera. Pero no de pe a pa. Sino con cualquier orden.

En un chat Marcos “Marx” Bauzá (ya sabemos, 1980, Tucumán) declaró que Thanatos está presente en su obra. Pero lo siento más colorido: siento más a Eros. Sí, a veces retruca finales abiertos, poses fetales que mueren la vida, pero no: creo que en ese ying yang gana la vida. Que después de última saque una mejor teoría de mejor talla, pero en mi lectura personal lo veo erótico, vivito y coleando.


En el siguiente link encontrarán el acceso a un anexo en el que se mencionan importantes antologías en donde Marx Bauzá fue incluido: https://docs.google.com/document/d/1cRn30t0XKjpVTKMOme2G0HR7WwLOIeOv/edit#heading=h.gjdgxs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *